Turismo

Las primeras vacaciones que recuerdo fueron aquí en Buenos Aires.
Veníamos con mis padres y en auto desde casi dos mil km al sur hasta cruzar la frontera misma del Italpark.
Finalmente, había que pasar por la quinta presidencial, para llegar agotadísimos, sedientos y acalorados, a la casa de la abuela.
Luego sobrevinieron las mudanzas.
Al modificarse el eje de residencia, una pasaba a ubicar el sitio de descanso diametralmente hacia otro lado.
En lo posible a un mínimo de 1800 km, hacia donde fuere.
Más tarde, y como una tromba, llegó mi independencia; algo con lo cual, mis vacaciones pasaron a ser un poco más específicamente mías.
Tuve elecciones acertadísimas, como la de llegar a Río al final de carnaval, un lunes, solísima, en el aeropuerto y mirando en los televisores a un funcionario que les pedía a todos y a modo de FAVOR, que volvieran a sus trabajos; les imploraba explicando que “el carnaval no podía durar todo un año”, junto a otros argumentos, para finalmente rendirse y terminar utilizando el último y siempre efectivo recurso: tenemos que prepararnos para el próximo.
Paraty, me esperaba para enloquecerme (al punto que todavía puedo recordar el olor a la alconafta de los pocos autos que dejaban circular por la zona)
Otras veces, me aventuré en la hostilidad de los lugares plena y estrictamente naturales, logrando enloquecerme de amor –y de frío- ante la paz y la serena vista a un lago desde el acotado triángulo de una carpa.
También viví la anécdota del departamento de 2 ambientes alquilado entre 18, en la cual el fondo común es una realidad inapelable y la intimidad del otro se transforma en la propia.
Ha pasado bastante tiempo desde allí hasta acá, y ha de ser por eso que actualmente, no tengo mucha paciencia para un montón de cosas.
Entre ellas:
Cerveza medio fría, casi fría, medio tibia, totalmente tibia, caliente y/o hirviendo.
(todo lo opuesto a “helada”, en definitiva)
Cama estilo penitenciaría
(colchoneta, bolsa de dormir, colchón inflable: no se asimila al concepto de cama)
Niños con libre albedrío
(lo cual significa padres, tutores y/o encargados que se desentienden del asunto en cuestión para dedicarse exclusivamente a tareas más enriquecedoras, tales como jugar al tejo playero o la de comprobar científicamente el grado de protección del bronceador de moda)

Con el resto me llevo bastante bien, pero debo reconocer que con los años, una se pone un poco más puntual y específica al momento de seleccionar un menú, personas o situaciones.

Hoy no me imagino haciendo dedo para llegar a Lago Verde, ni tampoco haberlo logrado tras 9 horas de cebarle mate a un camionero y a su hija, sosteniendo garrafa y mechero entre los tobillos, y escuchando Julio Iglesias.
No puedo ubicarme contando las monedas para poder comprar aunque sea un agua de coco al bajarme del ferry, volviendo de Niteroi, y mucho menos pidiendo a los gritos que –sencillamente- le permitan a una mujer acceder a un auto de alquiler en Fez.

Ojo, que tampoco pido un cinco estrellas, ni clima acondicionado o alojamiento boutique.

Hoy, mi deseo pasa por lo que me sucede al visitarte cada día; eso que se produce al viajar por placer hacia tus ojos y también al caminar por la orilla del mundo por instantes, días o segundos, pero de tu mano.

Soy aquella turista que embarazó su existencia a punto de parto, y también la que descubre tus ojos de mar y gaviotas en cada mañana.

Gracias.

24 comentarios

Archivado bajo Por qué?

24 Respuestas a “Turismo

  1. divino!! me encantó el cierre que no imaginaba.

    respecto de las vacaciones, hoy tengo un lema “pare de sufrir” que es un poco el encanto de los veintis…no? tampoco all inclusive 5 estrellas (la hice y me aburrí), todo en su justa y enigmática medida.

    beso grande y felicidades

  2. Volviste! Cuanto me alegro!. Yo tuve mi etapa selvática cuando fui con una amiga a Brasil a la aventura, lo que fue un cambio en mí porque soy un poco estructurada. Hoy no me veo, me volví un poco maniática y me gusta
    viajar con las cosas resueltas jaja.
    PD Me gustó mucho tu post , te extrañamos

    • jajaja Sienna hermosa, sabés que te re imagino un poco estructurada y mirá que en tu blog pateás bastante el tablero y con gran arte además…
      No soy de comentarte mucho, pero te leo todos los días, sos absolutamente brillante, y creo que ya te lo dije, no?
      Beso grande y gracias por venir

      • Si es verdad soy terrible! Cuando escribo me posee mi otro yo jajaja.
        (Gracias Nem ya sabés mi respeto y aprecio por vos, me alegra tu regreso).

  3. AnneNorham

    Me encantó el post, sobre todo la anécdota del carnaval. ¡Saludos!

    • Gracias Anne!
      Nunca voy a olvidar ese viaje, no había taxis, algunos vuelos no podían salir porque los empleados de los mostradores y despacho de equipaje directamente habían faltado. Creo que se había juntado con un campeonato de fútbol que estaban festejando y la gente se resistía a volver a laburar, un delirio!!!!
      Gracias por acercarte, beso!

  4. Muy bueno!!! y coincido, será que con los años uno se pone burgués?
    Creo, que como tu final, las mejores vacaciones son las que pasás con alguien con quien vas de la mano, a donde sea…

    Besos!!

    • Es así Marietta, o al menos eso es lo que creo y siento respecto de las vacaciones. Y sí, una se pone un tanto selectiva con el paso del tiempo, y no está mal que así sea, no?
      Gracias por leerme y comentar, besos!

  5. será muy romántico o tal vez aventurero, pero en lo que a mí respecta, prefiero las estrellas en el hotel y no tener que mirarlas desde la carpa

    • Siempre depende de la calidad de tales estrellas, o la de los seres románticos y aventureros… no sé. La calidad hace la diferencia… o al menos debería.
      Besos, y qué lindo es leerte, Mani!

  6. arianna_who

    Me encanta tu blog!

  7. IP Fibertel: 190.17.189.61

    Insisto! me encanta tu blog y tus comentarios! Me vas a contestar algún día? o SIGO PARTICIPANDO?

  8. Poder Judicial

    Me encanta tu blog! No te paso mi FB porque se lo pedí prestado a otra persona y lo tuve que devolver, pero mañana me hago uno y te invito. Sos hermosa y si no fuera porque tu marido me va a reventar el traste a patadas te seguiría comentando desde acá, desde el Ministerio, con todo mi Poder Judicial!

    • Ah bueno, pero vos sos un pánfilo importante! De esos se encarga mi marido, yo no tengo tiempo y a él le divierte un montón! Otro besito entonces!

  9. Anónimo

    ¿Cómo estás? ¿Me mandás email? Gracias

  10. Lechuza17

    SE te extraña mucho Besos gigante

    • Uy! muchas gracias Lechu, sos muy dulce! Ojalá le pongan un poco de onda por allá y valga la pena volver a hacerme un usuario.
      Te mando un gran beso!

  11. lopezf1

    Volvé Nem! falta gente que opine usando la cabeza. Saludos!

  12. Crai

    Pero la pucha, mirá cómo me entero que volviste!! Mis vacaciones de la infancia, con el filtro de la infancia, fueron lindas. Ya de grande entendí que en verdad fueron muy deprimentes, y mis vacaciones en el mar, justamente el escenario de casi todas mis vacaciones, con Vicky y sus ojos nuevos, fueron realmente sanadoras. Besos, y ya te agrego a mi lista de blogs!

    • Aquí estamos, Crai! Las mejores vacaciones siempre tienen que ser las próximas. Gracias por acercarte y comentar. También te estoy agregando.
      Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s